¿Cómo prevenir accidentes laborales?

¿Qué tienen en común las oficinas de una dependencia pública, una tienda departamental, un despacho de contadores y una fábrica de sillas plegables? Que en todos esos lugares, al igual que en todos los centros de trabajo, pueden ocurrir desperfectos y accidentes que pongan en riesgo la vida de los trabajadores.

Quienes piensan que los peligros acechan en cualquier lugar tienen toda la razón y no están pecando de pesimistas o exagerados. De ahí que la prevención sea un asunto de todos y deba implementarse en todo momento.

Sin embargo, la prevención de accidentes laborales resulta de particular importancia, sobre todo para el dueño, gerente o encargado de un lugar de trabajo, porque él es responsable de la seguridad y el bienestar de todas las personas que ahí acuden, mientras dura su jornada laboral.

Los accidentes de trabajo pueden suponer elevadas pérdidas para la empresa, tanto por el pago de servicios médicos e incapacidades, como por las reparaciones al equipo y las instalaciones que fuera necesario hacer. Pero la pérdida más grave que se puede sufrir a causa de un accidente laboral es la de un trabajador; sea porque resulte incapacitado de por vida a causa del siniestro o porque la consecuencia del mismo sea la muerte.

Aunque resulta imposible prever y evitar todos los accidentes, algunos no dependen del control humano y además hay centros de trabajo con mayor propensión de riesgos que otros, es nuestra obligación hacer todo lo que esté en nuestras manos para impedir que el desastre ocurra o, en todo caso, para mitigar sus consecuencias.

prevenir2

Estos son algunos principios básicos para evitar los accidentes laborales:

Capacitar

La capacitación para llevar a cabo el trabajo asignado es clave para el buen desempeño de cualquier empresa. Pero en los lugares donde se trabaja con maquinaria pesada o sustancias peligrosas, o ahí donde las actividades que se llevan a cabo implican un riesgo elevado para los trabajadores, la capacitación realmente puede salvar vidas. Es sumamente importante que tus empleados conozcan los procedimientos correctos para llevar a cabo su trabajo y que también estén al tanto de las medidas de seguridad que deben implementar. Además, si sus labores tienen un riesgo particular implícito, deben saber cómo reaccionar en caso de peligro o siniestro.

Equipar

Los trabajadores deben contar con equipo actualizado y en óptimas condiciones para llevar a cabo sus labores. De nueva cuenta, mientras mayor sea el riesgo, mayor será la importancia y la necesidad de tener las herramientas, maquinarias y aditamentos de seguridad en buen funcionamiento y con el mantenimiento adecuado.

prevenir3

Planear

Hay centros de trabajo en donde las posibilidades de sufrir un accidente a causa del equipo que se maneja o las tareas que se llevan a cabo son mínimas. Sin embargo, ningún lugar está exento de sufrir los impactos de un fenómeno natural, como un terremoto, o de que ocurran siniestros, como un incendio. Para que el daño causado por este tipo de eventos sea el mínimo posible, es fundamental hacer planes de acción y respuesta. Dentro de dichos planes se debe contemplar el practicar simulacros con regularidad, trazar y dar a conocer las rutas de evacuación, dar mantenimiento a los extintores y estar al pendiente de las recomendaciones de seguridad que hagan las autoridades.

La tripofobia

El día de hoy, en el diplomado en medicina general que estoy tomando como refuerzo de mis estudios médicos, hablamos de las fobias, siendo una de las que más me han llamado la atención una que probablemente yo padezco fuertemente, ya que en repetidas ocasiones quise salir del salón de clases por las imágenes proyectadas que mostraban esta fobia.

Se trata de la tripofobia, una fobia a figuras geométricas, particularmente pequeños círculos juntos repetitivos sobre alguna base o superficie, algo que a muchas personas les puede causar salpullido simplemente de verla.

La tripofobia es una fobia que aunque muchos la sentían y siempre la han sentido, nadie la había patentado, ya que nadie hablaba de ella por alguna extraña razón, probablemente porque consideraban el hecho de sentir repugnancia masiva ante orificios en una pared algo sumamente chusco y algo que probablemente pensaban que solo les acontecía a ellos, por lo cual no valía la pena hablar de ello.

Cuando una persona no habla de lo que piensa es más que natural que aquello que nace en sus pensamientos no salga al exterior y se quede ahí hasta el final de sus días, cuando esto es colectivo, naturalmente esta idea simplemente no sale a la luz.

No fue hasta el año 2004 cuando los científicos patentaron esta condición como una verdadera fobia, probablemente más fuerte que la francofobia o la claustrofobia, dos condiciones muy famosas y ampliamente padecidas por millones de pacientes.

He conocido a lo largo de mi vida a muchas personas quienes sufren de muchas fobias, las más comunes siendo la claustrofobia y la acrofobia; sin embargo, existen muchas otras fobias más, como la fobia a los gatos y otras más extrañas, habiendo personas que le tienen fobia a cosas tan elementales como el agua o el pasto.

t2

Sin embargo, yo he llegado a la conclusión de que la tripofobia es sin lugar a dudas la madre de todas las fobias y que todas éstas se derivan directamente de ella como las nubes se derivan del agua, aunque ambos elementos tengan una figura completamente diferente, su substancia es la misma.

Si realmente un día nos sentamos a analizar el mundo y sus funciones, nos daremos cuenta de que aunque cosas sean muchas, los orígenes de todo son pocos y esos pocos provienen de uno solo.

Una fobia es un temor agudo o insoportable a algún elemento interno o externo que consideremos como una amenaza a nuestro bienestar general y por el bienestar general me refiero a la vida.

Esto significa que todas olas fobias son fobias porque consideramos que algún cierto elemento antagónico puede causarnos la muerte, por lo que debemos evitar a dicho elemento a como dé lugar.

Si analizamos bien las cosas, podremos ver que la substancia del sentimiento de una fobia es la misma substancia del sentimiento que nos produce el ver un cadáver en descomposición.

La tripofobia, a mi parecer, es un recordatorio a la contaminación del tejido por pequeños insectos devorando nuestra carne algo que pasa en todo lo podrido recordándonos al proceso que nuestro cuerpo sufrirá inevitablemente después de la muerte.

Vivir sana y dignamente

El mes pasado hice un tour por la Ciudad de México, con motivo de una evaluación de bienes raíces, enfatizando los hoteles en Naucalpan como punto de fuga, ya que estos puntos han tenido un crecimiento importante en los últimos 5 años.

naucalpan

Dicho tour de reconocimiento y evaluación lo hice con un hombre que había estado inhabilitado por un tiempo, debido a que libró una feroz batalla contra el cáncer, una batalla que gracias a dios pudo ganar.

Algo que observé en la Ciudad de México es que muchas de las personas sufren severamente de problemas de sobrepeso, ya que su dieta en general es muy mala, lo que causa problemas más graves de sobrepeso, como es el cáncer y la diabetes.

Un amigo mío es médico general en uno de los hospitales más renombrados de México y me dijo que la salud de los capitalinos se ha reducido en niveles importantes en los últimos cinco años, un problema que muchos médicos adjudican a la alimentación tan mala de los habitantes de esta ciudad.

Sin embargo, muchas personas son muy escépticas en cuanto a la creencia de que podamos hacer algo al respecto para evitar enfermedades como el cáncer, especialmente mediante el control de nuestra dieta.

mala-alimentacion

Esta actitud es probablemente errónea; sin embargo, entiendo muy bien a quienes piensan así, ya que los médicos tienen muy poca evidencia científica para probar que aquellas enfermedades o males proceden de la alimentación o se regulan mediante ella.

Muchas personas también piensan que si fuera tan importante el consumo alimenticio en cuanto al destino de la enfermedad cancerígena, los médicos utilizarían dieta para frenar esta enfermedad mortal, en vez de un tratamiento de quimioterapia, que viéndolo objetivamente, tiene un número muy bajo en su tarjeta de resultados, además de ser un tratamiento sumamente caro.

A su vez, un gran número de personas se están haciendo cada vez más a la idea de que la medicina ha perdido su buen nombre y se ha convertido uno de los negocios más sucios de toda la industria, siendo fuertemente manipulado por manos corruptas y frías.

Estas opiniones pueden ser impulsadas por querer tapar el sol con un dedo, para poder de alguna manera desligarnos de cualquier responsabilidad que podamos tener para con el destino absoluto de nuestra salud, una actitud que puede ser muy cómoda.

Es posible también que no sepamos nada sobre el tema, por lo que nuestras opiniones podrían ser completamente irrelevantes y falsas ante el verdadero modo de operar de la industria médica y farmacéutica, quienes podría ser que se dediquen en cuerpo y alma a la sanación y curación de los pacientes enfermos a lo largo y ancho del planeta Tierra; de esto ser así, entonces las acusaciones previas serían más que injustas.

Sin embargo, podría ser también que aquellas acusaciones sean ciertas y que la industria de la medicina sea un lugar inmundo.

Lo mejor que podemos hacer es no buscar acciones externas para nuestro bienestar y trabajar duro en vivir sana y dignamente.

vidasana

Trombosis

El día de hoy le sucedió algo muy extraño a una nuestra directora de Recursos Humanos, algo que hasta ahora nadie sabe qué puede ser y pese a lo cual todos están muy tranquilos. Sin embargo, yo no estoy tranquilo, porque tengo sospechas de algunas de las cosas que podrían estar sucediendo, ninguna de las cuales es buena.

Nuestra directora de RH lleva trabajando con nosotros seis años y es una persona que entiende muy bien su trabajo; sabe cómo hacerlo y cómo hacer que las personas bajo su mando también lo hagan.

Sin embargo, su vida personal no es exactamente la ideal, ya que no sabe nivelar (se lo he dicho muchas veces) su vida familiar y su vida laboral, dándole infinitamente más importancia a su vida laboral.

Como suele suceder cuando uno trabaja de más, el tiempo para nuestra familia y para uno mismo se reduce casi por completo, algo que eventualmente siempre nos cobrará la factura y muchas veces la factura no la podemos pagar con bien.

Hoy en la mañana fuimos a escoger los materiales para pisos que se colocarán en la oficina a donde nos vamos a cambiar, cuando de pronto la directora nos dijo que su zapato no le estaba quedando bien, algo que sonó muy extraño.

trombosisElla es una mujer de 45 años, quien padece de un sobrepeso de carácter mediano, lo cual no sería de ninguna manera suficiente para que de pronto no le quedara el zapato; sin embargo, pronto se dio cuenta de que le apretaba el zapato por la simple razón de que se le había hinchado el pie.

Al cabo de unos minutos, el pie se le había inflamado tanto que ya no podíamos sacarle el zapato, por lo que tuvimos que hacer muchísimo esfuerzo para poder hacerlo.

En ese momento llamé a una ambulancia para que se la llevaran al hospital aunque no se sintiera mal, ya que ese signo puede ser algo  fatal.

Un pie o una pierna se pueden inflamar relativamente fácil, sobretodo si hemos estado sentados por mucho tiempo o caminando más tiempo de lo normal; sin embargo, cuando esto pasa sin ninguna razón en específico puede tratarse de algo un poco más serio o de algo muy grave.

Si es que nuestra directora tiene suerte, este padecimiento puede ser resultado de una celulitis expandida, ya que esta condición, debido a la gran acumulación de líquido y grasa, puede causar hinchazón en pies, tobillos, piernas o en su defecto toda la extremidad.

No obstante, esta hinchazón puede tratarse probablemente de una deficiencia venosa profunda o una trombosis de carácter normal, algo que la mayoría de las veces, aunque nos digan que no, puede matar a una persona internada en el hospital con buenos cuidados en menos de 5 días.

Esto es debido a que cuando hay una trombosis, es muy probable que se formen muchos coágulos que pueden obstruir las arterias cardiacas o pulmonares, causando una muerte inmediata.

Veamos qué sucede.

La Ciudad de la Desesperación

La semana pasada tuve mi primera clase en Yoga Polanco, una nueva academia que se abrió en la exclusiva zona. Mientras recorría la avenida Horacio, ya en mood de relajación, pues recién había concluido un día más de labores, el estridente chirrido de unos frenos, seguido de un golpe seco, me apartaron de mis cavilaciones y me devolvieron al estado de alarma, tensión y ansiedad en el que los chilangos nos hemos acostumbrado a vivir.

desesperacion2

Adivinaron, el ruido fue producto de un impacto entre dos vehículos, que por fortuna no resultó tan grave como sonó. Lo curioso es que el percance ocurrió justo frente a un agente de tránsito, que por  unos instantes permaneció incapaz de reaccionar. Tan sólo tomó su libreta de infracciones y miró a todos lados, como buscando que alguien más llegase a resolver la situación.

Otra característica del accidente que me sorprendió –aunque no sé bien por qué, si estas cosas en nuestra ciudad están a la orden del día– fue que ocurrió en una de esas raras ocasiones en que el tránsito era bastante fluido. No había que luchar por una oportunidad para avanzar o cambiarse de carril, ni enfrentar un caso de semáforos enloquecidos por alguna falla eléctrica, en el que ni el mismísimo Salomón podría determinar a quién le toca pasar primero. Me atrevo a decir que el percance ocurrió porque los dos conductores contaban con un amplio margen para circular y ambos se aferraron a hacerlo por el mismo lugar, al mismo tiempo.

Aquella tarde conseguí relajarme durante mi clase de yoga. Pero en la noche, mientras hacía el inevitable repaso de los eventos del día antes de dormir, el chirrido de los frenos volvió a sonar en mis oídos y con él se desencadenó una nueva serie de reflexiones acerca de por qué ocurren situaciones tan absurdas en una ciudad como la nuestra.

También comencé a recordar otros acontecimientos que bien pudieron terminar en percance o en tragedia; como el que varias veces he estado a punto de ser atropellado, al caminar o andar en bicicleta por la misma avenida, porque algún automovilista decidió que el semáforo en rojo es sólo una invitación a detenerse, que bien puede ser desatendida. O los momentos en que tan sólo el dedo gordo del pie derecho me permitió aferrarme a un peldaño de las escaleras del metro y así evitar ser arrastrado por la marabunta, que se apresura para salir. Y sí, también recordé esos casos en que yo mismo di un empellón o saqué un zapato, al ser incapaz de contener mi frenética marcha.

flanders

Entonces me pareció dar con la razón de que situaciones como las arriba descritas sean el pan nuestro de cada día en el ex Distrito Federal; contrario a lo que se declara en el epíteto que un antiguo gobernante propusiera, ésta es la Ciudad de la Desesperación. En efecto, estamos desesperados, en el sentido de no poder más con la carga cotidiana de problemas y contratiempos, y también en el sentido de no ver un futuro claro y prometedor. Nos agobia la delincuencia, la inseguridad, las deudas, la inestabilidad laboral, y como cada día nos vemos rodeados por más noticias malas que buenas, es natural que de pronto cedamos a esa sensación de que nada importa, y que tanto la propia vida como las de los demás se vuelvan obstáculos en el camino, sobre los cuales podemos pasar, ya sea con el auto, con la bici o con la propia humanidad.

Claro que la mayoría de nosotros recupera la cordura después de unos instantes y recurre a prácticas como el yoga, el crossfit o el levantamiento de tarro para canalizar la ira y encontrar nuevamente la serenidad. Sin embargo, como diría Mafalda, incluso los buenos empezamos a cansarnos. ¿Y qué pasará el día en que hasta los más ecuánimes y que han sido bendecidos con la paciencia del santo Job pierdan los estribos?

mafalda

Cuando las cosas no son lo que parecen

El cuerpo humano es una máquina perfecta, compuesta de órganos y sistemas con una cierta duración.

Cuando algo está mal con la máquina humana, ésta lo manifiesta por medio de dolores y molestias en forma de alarma.

Sin embargo, el sistema de alarma es complejo y hay veces que el lugar de la molestia producida no es más que un punto de escape de energía de un problema  en una parte completamente diferente del cuerpo, es por eso que hay que tener sumo cuidado.

ballet

La sobrina de un compañero de trabajo se dedica a la danza de ballet, una profesión que requiere más dedicación que hasta aquella de los médicos.

Yo la he visto un par de veces y es una jovencita muy hermosa de escasos 20 años de edad.

Sin embargo, aunque su edad es corta, su experiencia en el ballet es muy extensa, ya que ha bailado desde los cinco años.

Su trayectoria la ha llevado a grandes capitales del mundo, como Moscú, Kiev, Berlín, París, Londres y Nueva York.

Sin embargo, hace poco tiempo su rendimiento comenzó a bajar paulatinamente, hasta el grado de causar problemas.

La bailarina adjudicaba esta pérdida de rendimiento a problemas con la vista, ya que trabajaba muy duro y los ojos pueden cansarse.

examen-vista

Al visitar al oculista, éste le diagnosticó un problema de visión cansada, por lo que sugirió el uso de anteojos, lentes de contacto o una implementación de lentes intraoculares mediante una sencilla cirugía.

Ella, al tener fobia a las cirugías, optó por la utilización de unos lentes de contacto, cuya presencia no fuera visible.

No obstante, aunque su visión era buena, su desempeño no era el adecuado, ya que sufría pequeños desmayos a la mitad de los ensayos.

Un buen día, el entrenador de la bailarina se presentó en la puerta de los padres de ésta, para aconsejarles que se fijasen en los hábitos alimenticios de la niña, así como en su modo de manejo de emociones.

bulimia

Después de una cercana observación, los padres de la niña notaron tremendas depresiones, así como un aumento en su alimentación.

Sin embargo, aunque bien se alimentaba, pasaba mucho de su tiempo en el baño, del cual siempre salía pálida.

Al término de un tiempo y visitas a muchos médicos, le descubrieron una fuerte bulimia y recibe tratamiento hasta hoy en día.

Gracias a evidencias  de esta naturaleza, presentadas con mucha frecuencia, es necesario saber que hay veces que el dolor de una zona puede ser un síntoma del mal funcionamiento de otra.

¿Será que tu estilo de vida esté afectando hasta tu cabello?

¿Te sientes abrumado porque ves cómo cada día se te cae el cabello y esto sigue, sigue y sigue?

Sí, es difícil ver que cada día la pérdida del cabello se va incrementando y sientes que nada lo parará, a menos que hagas algo… y pronto.

estres-caida-cabello

Este tipo de afecciones se ha venido incrementando, especialmente por nuestro estilo de vida, pues más y más gente se va sumando a la agitada vida de una ciudad.

No podemos negar que la humanidad está pasando por la mejor etapa de su historia en cuanto a avances científicos y tecnológicos.

Esto ha llevado a incrementar el promedio de vida de una persona y ahora podemos llegar a ver nuestros años dorados, a diferencia del siglo antepasado.

Pero es innegable que estamos pagando muy caro dichos cambios. Esto es, el agravio que hemos hecho a la naturaleza y al medio ambiente lo vemos reflejado en el cambio climático que estamos generando, junto al impacto social.

El estilo de vida que llevamos, nada tiene que ver con lo que se veía apenas hace 100 años. Reconozco y aplaudo aquellas sociedades que han conseguido un equilibrio, lamentablemente son las menos.

En fin, la cuestión es que ya estamos en este punto y habrá que buscar ahora desenmarañar la hebra y seguir avanzando.

Como te mencioné, dentro del actual estilo de vida se presenta también el exceso de trabajo, el estrés y la dieta en donde todo ello nos está afectando la salud en general y la del cabello en particular.

Cada día son más frecuentes las alteraciones como caspa, seborrea, dermatitis seborreica, picor, enrojecimiento y caída de cabello, agravadas por unos hábitos inadecuados.

caidapelo

El estrés influye decisivamente en la salud del cabello y los estados de ansiedad aguda o depresión pueden provocar su caída.

Si el estrés es continuo, el organismo produce radicales libres que degeneran los tejidos y hay un desequilibrio en el sistema nervioso, que afecta al control de la presión sanguínea y a la vasoconstricción.

Esto origina una disminución en el aporte sanguíneo de oxígeno, oligoelementos, vitaminas y aminoácidos, que ralentiza el crecimiento del cabello y puede atrofiar el bulbo piloso.

Vemos también que el trabajo nocturno afecta al crecimiento del cabello, ya que los folículos pilosos tienen una actividad mitótica de 12 horas, generalmente nocturna y durante el sueño. Por algo se dice que el sueño es reparador.

Lo que provoca el trabajo nocturno en el cabello es que se dan cambios en los valores de cortisol, que disminuyen la actividad de fibroblastos y queratinocitos e inhiben la síntesis de colágeno y mucopolisacáridos.

Otra variante que entra en la ecuación en la caída del cabello es llevar una mala alimentación, ya que la baja de nutrientes o la ausencia de ellos se reflejan. Ante las dietas hipocalóricas severas, la hipovitaminosis (A, B, D, F) y el déficit de hierro, cinc y cobre se han relacionado con la caída del cabello.

Es bueno saber que actualmente contamos con los suplementos dietéticos, los cuales actúan como regeneradores del cabello, ya que nos ayudan a balancear este déficit nutricional.

estres-calvicie

Muy bien, ya identificamos algunos factores que detonan la caída del cabello. Y, ¿hay solución, una vez que se tiene el problema?

Sí, afortunadamente.

Lo primero es acudir con un especialista para que evalúe tu estado de salud, después un dermatólogo sería el profesional indicado de valorar si la caída de cabello es algo temporal, que con un reajuste en los hábitos actuales se solucione, o si es necesario algún tipo de tratamiento, orientado a generar más cabello, o que seas un candidato a un trasplante de cabello.

trasplante-cabello

En fin, lo que sí es un hecho es que, sea cual sea el veredicto del dermatólogo, es importante reconsiderar qué tipo de estilo llevas, que hasta tu cabello se está quejando.

El poder del sueño

Se dice que hay un secreto para la felicidad y la prosperidad. Algunas personas lo buscan en los vicios o en diversiones, otros lo buscan el deporte o en la adrenalina, así como hay quienes lo buscan con adivinos y en las palmas de las cartas.

No obstante, yo les diré en dónde está ese secreto, él se encuentra en el poder y magia del sueño.

sueño

Vivimos en una cultura donde las actividades son muchas y el tiempo es poco o nulo.

Aquellos quienes tenemos la mala o buena fortuna de vivir en ciudades grandes, sabemos muy bien lo que significa dormir con prisa, soñar con la alarma o con el trabajo y comer porciones pequeñas para poder rendir en el largo y esclavizante día, que comienza para terminar.

Sumergidos en tal nube cultural, es necesario combatir los mil y un factores que amenazan nuestro bienestar y paz mental.

Sin embargo, pocas personas dan énfasis al santuario del lecho y no se fijan en aquello que conforma la espina dorsal de nuestra cama, llamada colchón.

De no tener cuidado, corremos el riesgo de adquirir muchos maleficios, que en conjunto pueden simplemente derrumbar el desempeño de nuestra vida. Eso sucede al hacer una mala compra de colchones.

colchones-viscogel

Un buen colchón debe adaptarse de una manera proporcionada al cuerpo humano, de esa marera, protegiéndolo de todo desbalance.

Exsisten varios tipos de colchones, como el colchón de agua, de espuma y de puentes. También existen colchones hechos a la medida de quien planea adquirirlos.

Por supuesto, uno debe de tener buen sentido común cuando se trata de escoger dónde vamos a dormir e ir a buenas tiendas de colchones.

Es sumamente importante el buen mantenimiento de nuestros colchones, para que puedan servir acorde a su función.

En su mayoría, el colchón, como una esponja, será el producto de la atmósfera donde se encuentre.

Eso quiere decir que si nuestra habitación no es aseada, el polvo y las bacterias pueden hacer de nuestra cama un buen hogar.

Por el contrario, si nuestra habitación es limpia, nuestro colchón así lo será, beneficiando enormemente a nuestras vías circulatorias.

En alguno de mis trabajos pasados me hice de un buen amigo. Él es una de esas personas a quien la vida le ha dotado de muchos talentos, entre ellos el arte de la negociación.

Sin embargo, no me percaté de esto hasta el segundo año en el que lo conocí, debido a que dichos talentos literalmente estaban dormidos.

Nuestro trabajo en ese entonces consistía en buscar clientes, hacer una cita y venderles nuestro producto a como diera lugar.

Dado que éramos muchos vendedores, podíamos darnos el lujo de ir en pares, lo que para la mayoría hacía el trabajo más fácil.

Sin embargo, en mi caso era una pesadilla, ya que toda la negociación la tenía que hacer yo y de algo salir bien, el crédito le pertenecía a los dos.

Dos años pasaron con esta misma historia hasta que, de una semana a otra, mi compañero comenzó a hablar magia y nuestras ventas despegaron al cielo.

¿Cómo paso esto?

La respuesta es muy simple, mi compañero encontró la página del Nezt, compró un buen colchón y empezó a dormir bien.

motivacion

Por qué y cómo contratar un seguro de gastos médicos

Aunque la seguridad social es un derecho de todo trabajador y la atención médica debería estar garantizada para cualquier persona, el hecho es que actualmente las instituciones de salud pública no se dan abasto.

imss

En México, por ejemplo, acudir a consulta con un médico general en el Seguro puede ser un auténtico viacrucis. Entre hacer filas y esperar horas para que toque el turno (lo de “horas” no es exageración), ser atendido por médicos saturados de trabajo, que no siempre auscultan al paciente con el cuidado que deberían, y batallar con la entrega de medicamentos, los cuales no siempre están disponibles, podemos invertir una mañana completa y sentirnos aún peor al final de la misma.

Debido a lo anterior, muchas personas prefieren acudir a consulta con un médico particular, aunque cuenten con prestaciones del IMSS o el ISSSTE. Sin embargo, una cosa es pagar una consulta general o preventiva y otra muy distinta el cubrir el costo de una cirugía o de una estancia larga en el hospital. Estos últimos son los imprevistos médicos que acaban con patrimonios y llevan a contraer deudas muy difíciles de pagar. Por eso es que los seguros de gastos médicos mayores son una buena inversión para quienes desean una cobertura mayor o más eficiente que la otorgada por la seguridad pública. Y, definitivamente, son una necesidad para emprendedores y trabajadores independientes.

seguro-medico

Ahora bien, ¿qué debemos considerar al momento de adquirir un seguro de gastos médicos? Dado que la mayoría de nosotros no somos expertos en este tipo de productos ni podemos darnos el lujo de contratar a un asesor, conviene que nos familiaricemos con ciertos términos de las pólizas de seguros para que podamos evaluarlas por nuestra cuenta:

  • Prima: es el costo del seguro, es decir, lo que se pagará a la compañía aseguradora, para que ésta asuma el riesgo de todos los eventos cubiertos por la póliza; en este caso, de los gastos médicos.
  • Deducible: es la cantidad de dinero que debe pagar el asegurado en caso de que ocurra una pérdida o gasto. Por ejemplo, si una póliza establece un deducible de $1,000 pesos para gastos y estudios médicos, y la persona debe practicarse una tomografía, que tiene un costo de $2,500 pesos, la aseguradora pagará $1,500 pesos, es decir, el gasto menos el deducible.
  • Cobertura: son todos los eventos, costos o pérdidas por los que la aseguradora puede indemnizarnos. Es uno de los apartados que se deben revisar con mayor cuidado, para saber qué tipo de atención médica podemos solicitar. Los seguros de gastos médicos mayores pueden cubrir cirugías, atención médica de emergencia u hospitalización, pero no siempre cubren consultas generales, rehabilitación o estudios de laboratorio.
  • Incrementos: la prima o costo de tu seguro tendrá un incremento anual, el cual dependerá de varios factores; entre ellos están los gastos en los que hayas incurrido en el periodo anterior, así como el aumento de riesgos (por ejemplo, ante la detección de una enfermedad crónica). Para cubrir estos gastos, es conveniente crear un fondo de ahorro para el pago del seguro médico.

Una vez comprendidos estos conceptos, consulta con varias aseguradoras, revisa cuidadosamente las pólizas, valora tus necesidades y elige el seguro médico que más se adapte a tus requerimientos y presupuesto.

Diabetes en México

México es el país con más muertes relacionadas con la diabetes en toda América Latina; dicha enfermedad es la cuarta causa de fallecimiento en el país.

La diabetes es una deficiencia relacionada con los altos niveles de glucosa en la sangre, que si no es rigurosamente tratada, inevitablemente termina con la vida de aquel que la padece.

diabetes-mexico

CAUSAS

La diabetes es una enfermedad principalmente causada por el alto consumo de azúcar, lo que causa que los niveles de glucosa se disparen. Sin embargo, en México existen varias sub-causas que nos llevan a esta enfermedad, como:

Estrés

México es un país con altísimos niveles de corrupción y violencia, factores que se han agravado por la presencia del narcotráfico en el país.

La vida del Mexicano promedio es una llena de estrés, ya que a donde uno vaya es necesario siempre estar muy alerta de lo que sucede a nuestro alrededor, debido a que cualquier ida al metro, subida al microbús o caminata puede, sin exagerar, ser la última. Esta presión de supervivencia genera altísimos niveles de estrés, cuyos efectos  pueden terminar en diabetes.

Pobreza extrema

México, aunque a muchos no les guste aceptarlo, es un país con altos niveles de pobreza extrema; en muchos puntos del país son comparables con África.

El salario en este país no le es suficiente a la mayoría de los mexicanos para sobrevivir, lo que los obliga a comer chatarra tres veces al día. Es por esta razón que nuestro país es uno de los principales consumidores de refresco en el mundo,  causa primordial en la activación de la diabetes.

diabetes_datos

Bebidas alcohólicas 

 En México hay un altísimo nivel de consumo de alcohol, lo que produce, sobre todo si se toma ron con coca, un altísimo riesgo de contraer la enfermedad.

Teniendo en cuenta esta medición, no me sorprende en lo más mínimo que nuestro país sea el número uno de toda Latinoamérica con este mal.

 

Es deber del gobierno y sus instituciones el tomar medidas necesarias para controlar lo que parece ser una epidemia desenfrenada.

La diabetes puede causar un sin número de complicaciones, como la retinopatía diabética, cuyos efectos puede terminar en ceguera; la pérdida de las extremidades, como resultado de la mala circulación y funcionamiento del páncreas; así como cansancio crónico, causando un mal desempeño laboral, familiar y social.

Si vives en México, procura evitar el consumo de refrescos y bebidas energéticas, cuyos niveles astronómicos de azúcar son letales, así como beber mucha agua y hacer ejercicio al menos 30 minutos diarios.